Asamblea de Saavedra Autoconvocada

Inicio » investigación

Category Archives: investigación

Informe asamblea Saavedra ¿dónde estamos ahora?

El 28 de abril de 2010, el Centro Argentino de Ingenieros y la Fundación Ciudad, realizaron una reunión de trabajo: Inundaciones en Buenos Aires; con la participación de prestigiosos profesionales, geólogos, geógrafos, meteorólogos, planificadores urbanos, etc.

Como conclusión formularon importantes recomendaciones para prevenir y mitigar las consecuencias de las inundaciones.

Se aconsejó la adopción de medidas no estructurales, tales el aumento de los espacios verdes, la incorporación de pavimento absorbente en calles y avenidas. Se propuso adecuar la normativa del planeamiento del Plan Urbano Ambiental, planificando con la naturaleza y desalentando las construcciones en áreas inundables. También se sugirió la implementación de un sistema de seguros obligatorios y la incorporación del riego hídrico en la Ley 123 de Evaluación del Impacto Ambiental. Se propuso un modelo de Gestión de Riesgo que incorpore a los vecinos.

Parque Saavedra:

Emplazado en el barrio del mismo nombre, el Parque Saavedra recibió su denominación actual por Ordenanza 25.940 del año 1971. Con un perímetro de 1,6 km y una superficie de 94.800 m2, está delimitado por Av. García del Río, Av. Melián, Vilela, Roque Pérez, Besares, Conde, Pinto y Ramón Freire.

El primer nombre del Parque Saavedra fue “Paseo del Lago” y se inauguró el mismo día que se fundó el barrio: el 27 de abril de 1873. Lo bautizaron así porque en aquel tiempo en su centro había un lago alimentado por el arroyo Medrano, hoy en día entubado.

Es uno de los parques más antiguos de la Capital, inaugurado dos años antes que el Tres de Febrero. Por aquel entonces, el paisaje era muy distinto al actual: además del lago, había un torreón colonial en su entrada y un molino holandés. De hecho, fue uno de los parques que más cambió a lo largo de su historia.

Su nombre actual rinde homenaje al presidente de la Primera Junta de Gobierno de 1810, Cornelio Judas Tadeo Saavedra.

El Parque Saavedra es el tercer espacio verde más grande de la Ciudad de Buenos Aires. Cuenta actualmente con añosos árboles, de distintas especies, que dan sombra y frescura al lugar, siendo uno de los lugares más elegidos por los vecinos para su tiempo de esparcimiento y deporte.

Además, actualmente en la superficie del parque existe una escuela estatal (Escuela de Jornada Completa Nº 21 D.E. 10 “Cnel. Cornelio Saavedra”) y un centro deportivo.

Este parque es atravesado por la cuenca del arroyo Medrano que recorre nuestro barrio desde la Av. Gral. Paz a la altura de parque Sarmiento, siguiendo por la av. Ruiz Huidobro, Melian, Parque Saavedra, García del Rio, Comodoro Rivadavia hasta su desembocadura en el Rio de la Plata. Toda esta cuenca se inunda cuando llueve un poco mas de lo habitual.

El lunes 3 de diciembre de 2012, los vecinos del barrio de Saavedra nos vimos sorprendidos ante la presencia de obreros trabajando en el Parque Saavedra (Pinto y García del Río), y un cartel que comunicaba sobre la creación de un parque acuático construido por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires:

La sorpresa se generó porque ningún vecino estaba al tanto de estas obras. La decisión que tomaron dichos vecinos fue impedir que los obreros comiencen a trabajar y exigir que se presente el encargado de la construcción para explicar de qué se trataban las obras.

Creemos que debe haber participación, consulta y consenso entre el Gobierno, la constructora y los vecinos y, en este momento, sentimos que fueron atropellados nuestros derechos como ciudadanos. Los vecinos en asamblea deciden oponerse a la modificación del parque por las consecuencias del impacto ambiental y la cementación que resultaría de la obra.

El jueves 6 de Diciembre de 2012, gran parte del barrio de Saavedra queda bajo el agua.

Así mismo el Parque Saavedra queda totalmente cubierto por el agua que no encuentra por donde filtrarse, como tampoco una salida al río.

Los vecinos en Asamblea deciden movilizarse para pedir por la limpieza del entubamiento del arroyo y un plan de obras que solucione definitivamente el problema.

El 18 de diciembre de 2012 a las 10hs aproximadamente, nuevamente nos encontramos con el inicio de obras en el parque, esta vez sin cartel ni ningún tipo de identificación de los trabajadores.

Quien se dio a conocer como “Encargado” de la obra informó que estaban comenzando la instalación de 6 círculos de cemento de 2 a 4 metros de diámetro para “Postas aérobicas”. Los vecinos realizamos una sentada pacífica y le pedimos que detenga la obra; a lo que respondió inmediatamente, llevándose al personal y herramientas.

El 26 de diciembre los vecinos realizamos la presentación de un Petitorio firmado por quinientos vecinos ante el Ministerio de Ambiente y Espacio Publico, solicitando una reunión con el ministro Santilli, que no nos recibió dejando la presentación por mesa de entradas. Sin respuesta al día de la fecha.

Por otra parte, al enterarnos que en el Plan de Acción de Gobierno 2013-2015 (expediente 2.048.909/2012), el Ministerio de Desarrollo Urbano no tenia dispuesta ninguna obra para el arroyo Medrano, solicitamos una reunión con el ministro, atendiéndonos el Ing. Daniel Capdevila quien nos comunicó que por cinco años seguiríamos inundándonos. Dejamos un petitorio con la firma de quinientos vecinos por mesa de entradas. El funcionario se comprometió a una inspección del arroyo con los vecinos y el dragado de la salida del mismo.

El día 9 de enero del 2013 los vecinos son invitados por el Ministro de Ambiente y Espacios Públicos a una reunión en el espacio San Jorge cito en el mismo parque Saavedra, para presentarnos nuevos contenedores de residuos.

El ministro no se presenta a la reunión pero envía en su lugar a Matías López, DNI 22709722, y a la directora de espacios verdes Florencia Scavino, DNI 20647944.

En esta reunión se les hace entrega de una carpeta conteniendo las firmas de vecinos que piden una solución al tema de las inundaciones y otra con 814 firmas oponiéndose a la ocupación de espacios verdes para la realización de obras innecesarias. En esa misma reunión se presento un Ing. Hidráulico del Ministerio que acordó la inspección del arroyo con algunos vecinos.

La Directora de Espacios Verdes Florencia Scavino dijo ante todos los presentes que derivó a la Junta Comunal la resolución del tema “Juegos de agua”, a lo que el comunero Bascilio respondió no haber recibido información al respecto. El 14 de enero se presentaron dicho ingeniero con el Ing. Capdevila y personal especializado, concretándose la inspección del arroyo, de la cual se concluye que habiendo recorrido unos cuatrocientos metros, que el agua no habiendo llovido en los días previos alcanzaba un metro y medio y no corría. El funcionario prometió una inspección entrando al arroyo del lado del río con un bote, que hasta la fecha no se concretó. También se comprometió a realizar el dragado de la salida antes que termine el mes de febrero.

El 22 de enero, otra vez sin cartel ni consulta previa, una cuadrilla dotada con un tractor excavador comienza a excavar con palas el Parque. Los vecinos detenemos la obra nuevamente de manera pacífica y exigimos información de la misma, por lo que el supuesto Encargado de obra nos muestra los planos, en él se puede ver el diseño de una luminaria de 180 faroles led que rodean al Parque.

No existió cartel de anuncio de obra.

Con fecha 29 de enero de 2013 la Defensoría del Pueblo, contactada por la Asamblea de Vecinos Autoconvocados, ofició al Secretario de Gestión Comunal y Atención Ciudadana del GCBA, a cargo del Sr. Eduardo Macchiavelli, a fin de que informe sobre las obras que se proyectan en el Parque Saavedra; a saber: Parque acuático (juegos de agua), postas aeróbicas, instalación de luminarias y pavimentación de espacios verdes del parque. También se informó de las inundaciones que sufre el parque, que debería quedar como un espacio de drenaje y filtración de las aguas.

El viernes 1 de Febrero de 2013 los vecinos asistimos por invitación a una reunión en el CGP, donde pretendieron mostrarnos las bondades de los juegos de agua.

Esta era una charla básicamente técnica con los arquitectos Claudio Echeverría y Mariana Dobos. El Presidente de la Junta Comunal, Néstor Adrián Dall’ Alpi, se manifiesta sorprendido como la mayoría de los comuneros presentes por no estar enterados de todas las obras mencionadas y se compromete a fijar una fecha para reunirnos con Florencia Scavino, comuneros y vecinos que nos oponemos rotundamente a la realización de los llamados juegos de agua y cualquier obra que no sea previamente consultada.

El 2 de febrero de 2013, recibimos información de un nuevo llamado a licitación para “Juegos de vanguardia” en el Parque Saavedra.

En sólo dos meses el Parque sufrió el intento de realización de cuatro obras inconsultas, sin aviso de obra y sin tener en cuenta las recomendaciones de los especialistas mencionadas al inicio de este informe. Además estas obras innecesarias para nuestro parque tienen un alto costo, dinero que los vecinos consideramos debería ser utilizado en arbolado, sembrado, funcionamiento de los bebederos etc. y en la limpieza, mantenimiento y obras que solucionen el problema de las inundaciones, no que lo empeoren.

Anuncios

Sobre el negocio de la colocacion de luminarias led en la Ciudad de Buenos Aires y el Parque Saavedra.

1) Es la primera ciudad del mundo, que licita como tecnología aprobada 91.000 luminarias, con un plazo entre el llamado y la apertura de 20 días hábiles (con tan solo 15 días para las consultas al pliego).
2) En plena temporada de vacaciones. (Enero).
3) Periodo de feria judicial.
4) ¿Cual es la urgencia de cambiar las luminarias de la ciudad y hasta ahora ni se les ocurría remplazar las que tienen mas de 30 o 40 años de uso?. Cambian todas, hasta las que instalaron en los últimos días. Las pagamos 2 veces.
5) La industria nacional esta en condiciones de fabricar en el país la tecnología LED. Luminarias, transformadores electrónicos, controles de telegestión, son fabricados en Argentina con industrias instaladas que generan empleo e investigación que jerarquizan al ser humano argentino.
6) Han impuesto condiciones tecnicas que con el escaso tiempo disponible discriminan a las pequeñas y medianas industrias y al trabajo argentino.
7) No tuvieron en cuenta en las especificaciones las recomendaciones de especialistas e instituciones (Universidades, Laboratorios, Asociaciones), quienes a través de sus especialistas debieran realizar una revisión integral del pliego. NOTA: Los laboratorios, instituciones, y asociaciones argentinas especialistas en iluminación, son reconocidas en el mundo entero.
8) Han desconocido investigaciones alentadas y promovidas por el Ministerio de Ciencia y Tecnología para el desarrollo y fabricación de leds argentinos.
9) Habilitan la comercialización en moneda extranjera (dólares estadounidenses) poniendo en riesgo la economía de la ciudad de Bs.As.
10) Están endeudando irresponsablemente en moneda extranjera (dólares estadounidenses) al pueblo de la ciudad de Bs.As., con la transferencia de un peligro endeudamiento para los futuros gobernantes de la ciudad.
11) No han realizado pruebas públicas que garanticen el ahorro energético. Por ahora son solo papeles.
12) No han tenido en cuenta la experiencia nacional y piden como aptitud para ofertar en el acto licitatorio, 10.000 luminarias instaladas con esta tecnología, que en Argentina no están instaladas ni en BsAs.
13) Especifican características técnicas que determinan solo “algún modelo extranjero”.
14) El pliego solicita financiación que discrimina a la industria nacional. Precio fijo, pago hasta en 36 meses de un monto de aprox. u$s 60.000.000.
15) Prohíbe la adecuación de las luminarias existentes a la nueva lámpara (450 Tn de aluminio). Ni siquiera saben que hacer con ellas, pero prohíben su reutilización.

Nicolás Caputo, el asesor que más influye en las decisiones de Macri

Dicen que, gracias a su amistad con Mauricio, funciona como un “jefe de gabinete sin papeles” , aunque eso despierte celos en el macrismo y denuncias en la oposición: las poderosas empresas de su familia tienen millonarios contratos de obras con el estado porteño

Al empresario Nicolás Caputo bien podríamos definirlo así: es el hermano del alma de Mauricio Macri, a quien conoció en el colegio Cardenal Newman cuando ambos tenían seis años. A veces también es su protector, ese amigo incondicional que lo contiene frente a los embates públicos de su padre, Franco. Y hoy, sobre todo, es su principal consejero, parte de la mesa hiperchica de Pro y del gobierno porteño, mesa informal pero muy poderosa -que también integra José Torrello, otro ex Cardenal Newman- en la que el jefe de la Ciudad confía y donde, finalmente, termina tomando las decisiones políticas más difíciles.

Pero Caputo, a quien todos llaman Nicky, no sólo es señalado como un jefe de gabinete sin papeles, sino que la oposición lo cuestiona, desde el mismo momento en que Macri asumió, por la incompatibilidad de ese rol político privilegiado con el hecho de ser un contratista del Estado porteño en la obra pública.

Sucede que, aunque la familia Caputo tenía negocios con el Estado antes de la llegada de Macri al gobierno, hubo también importantes adjudicaciones de obras durante esta gestión: a la empresa de la familia Caputo le fueron adjudicadas la reparación de 14 escuelas y obras de bajo nivel de los ferrocarriles, al margen de que ya tenían los contratos por el mantenimiento de buena parte de la infraestructura hospitalaria.

Hay algo que resulta claro, sin embargo: Caputo, cuya familia es mucho más rica que la de Macri, es influyente frente al jefe porteño y, por extensión, lo es dentro del gobierno porteño. Amigos desde hace más de 46 años, han estado muy cerca en muchos de los momentos más importantes de sus vidas: desde el secuestro de Macri -fue su amigo Nicky quien se encargó de pagar el rescate- hasta el reciente casamiento con Juliana Awada, ceremonia en la que el álter ego del alcalde fue testigo.

Y así como hoy influye en la política porteña antes lo hacía en Boca, cuando era la mano derecha de su amigo en la compra y venta de jugadores. No es raro ver a Caputo -bajo de estatura, morocho, de buen trato- caminar por Bolívar 1. Pasa “a saludar” después de una reunión de gabinete, conversa con ministros u otros funcionarios por cuestiones relativas a la gestión. Algunos apelan a su cercanía para intentar “decodificar” al jefe. Quienes lo frecuentan en sus oficinas de Paseo Colón al 200 coinciden en que el empresario tiene las habilidades sociales de las que su hermano de la vida carece: empatía y capacidad para entablar vínculos, dos insumos esenciales en la política.

Le gusta cultivar relaciones con el ala más peronista de Pro, aunque son pocos los que acceden a la intimidad de su casa en el country Cardenal Newman, en Benavídez, donde vive con Agustina, su segunda mujer, y su pequeño hijito, Félix (tiene otros tres hijos de su primer matrimonio). Uno de esos escasos funcionarios que van a su casa es el ministro Diego Santilli, quien se ocupó de anudar un lazo con Caputo cuando fue designado vicepresidente primero en la Legislatura.

Caputo percibe como algo naíf la política comandada por Gabriela Michetti, aunque también ha tenido roces -de hecho, están peleados ahora- con el dirigente radical y tesorero de Boca, Daniel Angelici, otro nombre polémico muy ligado a Macri.

Sin embargo, y a pesar de la simbiosis entre Caputo y el jefe de Gobierno porteño, existen notables diferencias entre ellos: mientras uno eligió ser una celebrity, el otro abraza el bajo perfil. Está obsesionado con su seguridad porque evalúa que el país se ha vuelto “peligroso” y siente que tener mucha visibilidad como empresario exitoso podría convertirlo “en blanco” de un potencial ataque.

Odia las entrevistas. Y odia que hablen de él en los medios, aunque fuera para decir que es alto, rubio y de ojos azules. De hecho, cuando se enteró de que Enfoques preparaba este perfil, sólo atinó a decir que eso no es música para sus oídos.

Doble rol

La primera vez que Caputo fue cuestionado por incompatibilidad en su doble rol de influyente jugador político y contratista del Estado fue cuando Macri lo nombró asesor ad honorem, en un intento de “blanquear” el verdadero lugar de su amigo. Pero la oposición presionó y Caputo debió renunciar.

La empresa familiar Caputo S.A, de la que el empresario es accionista (tiene una participación del 20 por ciento, según declara), es una de las empresas constructoras más grandes de la Argentina. Fundada por su abuelo en 1932, desde la década del 70 es contratista en la Ciudad y actualmente también tiene contratos con la Nación. Además, lidera el mercado de la construcción privada y también juega fuerte en el rubro energético. José Caputo -uno de los hermanos de Nicky, que falleció de un infarto el día en que Macri ganó las elecciones- fue, hasta su muerte, uno de los directores del grupo Sadesa, importante operador del sector. Nicky, además, es dueño de Mirgor S.A, una empresa de aire acondicionado para autos, que creó junto con su amigo, en 1983.

“Dentro de la nueva burguesía kirchnersita siempre coló el universo macrista. Tanto en la obra pública, como en la energía, además del juego. Es decir, compartían negocios”, dice el jefe del bloque de la Coalición Cívica en la Legislatura porteña, Fernando Sánchez.

Para Marcos Peña, secretario general del gobierno porteño, “en torno a Caputo existe mucha leyenda y fantasía que nunca fue probada. Dentro de Pro, inclusive, hay ministros que suponen que tiene un poder sobre el Gobierno que no es tal. Y en cuanto a las adjudicaciones de obras, la mayoría ya las tenía, y las que ganó ahora en la ciudad son bastante menores en comparación con su actividad privada. No hubo irregularidades, ni tampoco un patrón sistemático que lo beneficiara en las licitaciones”.

Los papeles dicen que, en 2010, y avalada por la firma del jefe porteño, la empresa SES S.A, controlada en un 50 por ciento por Caputo. S.A, ganó la licitación para la reparación de 14 escuelas en la ciudad, por 30 millones de pesos. SES también ha sido la principal contratista para la reforma y el mantenimiento de los hospitales, aunque estas obras fueron otorgadas antes de la asunción de Macri. Sin embargo, también durante este año, la empresa Caputo se hizo adjudicataria de obras bajo nivel en los ferrocarriles, cuyo trámite estuvo signado por una polémica transferencia de 300 millones de dólares -un préstamo, que se discutió acaloradamente en la Legislatura- hacia Autopistas Urbanas S.A (Ausa), una empresa del gobierno de la Ciudad, con caja propia, que no está sujeta a la ley de compras y contrataciones.

La nueva obra ganada figura en los balances de este año, que Caputo S.A. cuelga de su página web.

Cuando asumió Macri, el amigo Caputo ya había ganado los contratos para realizar el Centro Metropolitano de Diseño, en Barracas; la construcción del Parque Mujeres Argentinas, en Puerto Madero, y la sede de la Orquesta Filarmónica, en el edificio principal de lo que será la Ciudad de la Música, una obra de más de 50 millones de pesos.

Sin embargo, a la oposición siempre le resultó sugestivo que seis días antes de terminar su mandato, el 3 de diciembre de 2007, Telerman avalara con un decreto la redefinición de mayores costos para las tareas de mantenimiento en hospitales porteños, llevadas adelante por S.E.S. El redondeo fue por alrededor de 3 millones de pesos. Otro reajuste fue de 480 mil pesos para refaccionar un pabellón del hospital Moyano.

Caputo S.A también tiene obras con el Ministerio de Planificación Federal. Una muestra: publicado on line , destaca un contrato firmado con la cartera de De Vido, junto con otras empresas, para realizar refacciones en el Hospital Nacional Posadas, por más de 170 millones de pesos.

Mientras la oposición acusa un conflicto de intereses, los empresarios tienen una mirada más pragmática: “Los Caputo son millonarios desde mucho antes que Macri fuera gobierno. Tienen un know how aceitado para ganar plata con Menem, Kirchner, De la Rúa o quien sea”.

A fines de 2008, el consejero millonario volvió a verse envuelto en otra polémica: esta vez por el negocio del juego, un escándalo que estalló en plena reunión de gabinete cuando Gabriela Michetti cuestionó -y se negó- a convalidar un escandaloso convenio que favorecía a Néstor Kirchner y Cristóbal López. Las versiones indicaban que Caputo y Torello habían sido los negociadores, en nombre de Macri, frente al Gobierno nacional.

Y, de nuevo, frente al escándalo público, el jefe porteño tuvo que dar marcha atrás.

“Hay sectores del macrismo que juegan al poder con el gobierno nacional. Y Macri lo permite porque juega los dos jueguitos”, dispara Sánchez, el hombre de la Coalición Cívica.

Caputo, mientras tanto, insiste en resguardar su bajo perfil y cree que los medios sólo se ocupan de él por ser un empresario exitoso y el “amigo de”. Lo dice con todas las letras en su círculo más íntimo: “Yo no elegí ser público, y así me fue bien, ¿por qué tengo que cambiar?”.

Quién es

Nombre y apellido: Nicolás Caputo
Edad: 52
Amigos desde los 6 años: Conoció a Mauricio Macri cuando ambos tenían seis años, en el colegio Cardenal Newman. Vive en Benavídez con su actual mujer y su pequeño hijito, aunque tiene otros tres de un primer matrimonio.
Contratista de larga data: Su empresa familiar es una de las constructoras más grandes del país, contratista de la Ciudad desde los 70 y también con contratos con el gobierno nacional. Su familia también juega fuerte en el rubro energético

fuente: http://www.lanacion.com.ar/1330758-nicolas-caputo-el-asesor-que-mas-influye-en-las-decisiones-de-macri

Borrando la línea que separa lo público de lo privado

¿Quién es Florencia Scavino?

Lo primero es lo primero: actualmente, la señora Florencia Scavino se encuentra al frente de la Dirección General de Espacios Verdes (DGEV) de la Ciudad de Buenos Aires. Pero la pregunta que nos interesa es ¿quién es realmente Florencia Scavino?

Comencemos por su formación. Ella es contadora pública graduada de la Universidad de Buenos Aires en el año 1996, a los 27 años (actualmente tiene 42). Realizó un posgrado en Desarrollos Urbanos (también en la UBA) y otro más en Políticas Públicas de la Universidad del Salvador.

Dentro del ámbito laboral, Florencia Scavino ha tenido una prolífica carrera en el rubro de la construcción: se desempeñó como gerente administrativa financiera en la corporación Antiguo Puerto Madero S.A. desde el año 1991 hasta el 2007. Anteriormente, trabajó en el área contable y administrativa de la empresa Balpala Construcciones S.A. Desde 1989 hasta 1991. Y un poco antes, en el período 1987 a 1989, trabajó en el Estudio Contable Aarsen, Di Lorenzo y Asociados, como liquidadora de impuestos, sueldos y jornales. Es decir que desde el año 1987 hasta el 2007, Florencia Scavino ha trabajado como administrativa contable en empresas privadas relacionadas con la construcción.

Pero, ¿qué pasó después del 2007?

El 10 de diciembre de 2007, pegó un salto rotundo del sector privado al sector público: se desempeñó desde esa fecha hasta el 11 de diciembre de 2009 como Directora general financiera contable en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Pocos meses después de abandonar la legislatura, en febrero de 2010, Florencia Scavino comenzó a trabajar en el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires. Esa es su carrera, todo aquel que quiera revisar esta información puede hacerlo libremente, buscando en internet su CV y lo encontrará con facilidad. Esto no es ningún secreto.

Vamos al trasfondo de la cuestion. ¿Qué nos dice el caso de Florencia Scavino?

Esta persona ha tenido una formación netamente empresarial y dentro del área de la construcción. Todos sabemos y palpamos perfectamente cuáles son los intereses de esa industria (como cualquier otra): vender, vender y vender. Durante 20 años ha trabajado sirviendo a intereses privados y al negocio de la construcción que tanto nos viene afectando, a nuestro barrio y a la ciudad entera. Ellos no tienen interés en proteger los parques ni tampoco en preservar espacios comunitarios. No. Su interés es justamente el opuesto: que cada vez haya menos tierra y menos árboles para que puedan emplazar sus monstruos grises de miles de pisos, luces y derroche.

Esta persona, que se ha formado bajo una ideología que busca eliminar lo público, tiene ahora bajo su tutela los espacios públicos de la ciudad. ¿Acaso será capaz de cumplir con su trabajo? Sí. Porque el sentido de lo público ha sido pervertido de tal modo por la politiquería, que los funcionarios públicos se creen que su trabajo es otorgar licitaciones a sus amigotes, facilitarle a las grandes empresas que lleven a cabo sus negocios, abrirle paso a los proyectos transnacionales, a los proyectos invasivos del espacio público, que buscan deteriorarlo, exterminarlo. Aquellos que buscan desconectar a la comunidad, quitarle el sentido a la palabra “vecinos”. Que seamos meramente consumidores de cajas de zapatos que por cuestiones fortuitas vivimos uno al lado del otro. Pero que no establezcamos lazos. Porque si establecemos lazos podemos tomar consciencia de que somos una comunidad, y si tomamos consciencia de ello, vamos a reclamar y a defender los espacios comunitarios. Y eso escapa a la lógica de la propiedad privada. Esta gente que trabajó durante años en el sector privado de la construcción, ahora se encuentra en el trabajo de regular, mantener y defender nuestros parques y plazas. ¿Acaso lo van a hacer? ¿Acaso van a regular a sus colegas con quienes llevan años haciendo negocios? ¿Acaso van a impedir que destruyan el medio ambiente, en detrimento del gran capital? Claro que no. Ellos no entienden cuál es el sentido de lo público. No pueden comprender una lógica que no sea la del capital financiero. No tienen otro objetivo que incrementar sus ganancias. No les importa dejar una ciudad inundada, con las calles destruidas, sin árboles, sin pájaros, toda de color gris, llena de monstruos de 20 pisos. No les importa dejar ese legado porque sólo piensan en ellos; en sus beneficios propios.

El caso de Florencia Scavino es paradigmático. Ha pegado el salto de lo privado a lo público porque quien le dio su primer cargo no se lo dio porque sea una persona eficiente, ética, capaz de llevar a cabo el trabajo que exige la función pública. Justamente obtuvo ese puesto porque es la persona ideal para defender los intereses de las constructoras que hoy quieren construir esa fuente de cemento, las que pusieron ese container amarillo, las que han llenado de rejas los parques de la ciudad, las que nos intentan endulzar con “parques de skate”, “canchas de golf”, “áreas de gimnasia”, “juegos de vanguardia” etc. Pero el sabor amargo que nos dejan con sus mega proyectos financieros es permanente, porque lo vemos día a día, desde lo más pequeño hasta lo más grande. Vemos que la vereda del parque Saavedra tiene sectores bastante deteriorados, y ¿nos quieren entrometer unos “juegos de vanguardia” cuando todos los días vamos y vemos los mismos baches que están hace décadas? ¿Quieren poner una fuente con lucecitas de colores cuando vemos que cada vez que llueve más o menos fuerte el parque deja de ser parque y se convierte en laguna?

¿Y cuál es la pista final que nos dice que esta gente que está en la función pública no entiende lo que significa “público”? Algo fundamental: jamás han realizado una consulta popular para saber qué piensa la gente de esos proyectos. Porque desde el primer minuto en que alguien le dio su carguito a Florencia Scavino, se lo dio para que trabaje para las constructoras. Esta gente se hace llamar funcionaria pública y no es capaz de hacer una consulta popular para tomar acciones que atañen a la comunidad. Esta gente se encuentra en la función pública pero actúa como si la calle fuera suya. ¿A esta gente le estamos dejando el ciudado de los espacios comunitarios? Son inauditos el atropello y la prepotencia con los que se manejan. Un accionar totalmente antidemocrático y contrario al interés popular. Este sólo hecho debería ser causal de destitución. Porque es gente que no está haciendo su trabajo. Pero ellos se aprovechan de la función pública también. Porque si la señora Florencia Scavino trabajara en una empresa privada y no hiciera bien su trabajo, la despedirían. Pero en el sector público, durante el tiempo que dure su apadrinazgo, puede hacer y deshacer a destajo que nadie la va a “despedir”. Parece que los funcionarios tienen licencia de hacer lo que les dé la gana durante el tiempo que dure su mandato sin que los mandantes, el pueblo, tengamos la posibilidad legal y constituida de hacerlos rendir cuentas y de destituirlos en caso de que no cumplan con su función.

No más. Esta lógica está muerta, es obsoleta, no sirve. Parafraseando a un gran mandatario contemporáneo, no estamos viviendo una época de cambio, estamos viviendo un cambio de época, y toda esta gente es parte de la época vieja, la que se tiene que terminar ya. Con estas acciones comunitarias estamos tomando el control de lo que nos han ido quitando, y poco a poco vamos a ir remodelándolos, porque es evidente que ya se ha producido el cambio en nuestras mentes. Ya sabemos hacia donde ir y hacia allá estamos yendo. Sabemos cuál es el camino correcto y lo estamos caminando. Estamos ejerciendo nuestra soberanía. Estamos viviendo la nueva época.

Aquí, el mail de esta señora en caso de que quieran hacerle llegar sus inquietudes

Cdra. Florencia Scavino
Responsable de Área/Repartición
fscavino@buenosaires.gob.ar

Inundaciones en Saavedra, inadminisible ejemplo de negligencia

196975_10151319915654578_1833765011_n

Esta foto fue tomada por unos vecino de la Comision Vecinal es el interior del entubamiento del arroyo Medrano, conducto principal por el cual fluyen las aguas de lluvia hacia el río, estas que caen en un radio de 5200
hectáreas correspondientes a la cuenca del arroyo Medrano. Dicha cuenca abarca los barrios en provincia, de San Martín, parte de Vte. López, y por capital Saavedra y Núñez.

Como puede observarse en la foto, este se encuentra disminuido en su capacidad de escurrimiento en mas de un 50 % lo que es determinante de que 180 manzanas de capital y otras tantas de provincia queden bajo el agua apenas llueven unos pocos milímetros.

Puede verse en ella a un hombre (un vecino de la Comision) parado sobre una enorme montaña de escombros y basura, casi tocando el techo con su cabeza, vale destacar, que el entubamiento tiene 5mts de altura.

Este descubrimiento lo efectuamos por el año 87, después de haber sufrido innumerables inundaciones y excusas por parte de los responsables, quienes aseguraban que dicho conducto se encontraba en perfecto estado de Conservación y Mantenimiento. Agregaban, que dicho entubamiento, había sido construido con un coeficiente de escorrentía, es decir, con una pendiente que aseguraba que nada podía quedar en su interior, que se trataba de imponderables, de fenómenos que se repetían cada 50 años, de situaciones fuera de lo previsible y de toda hipótesis de cálculo.

La realidad iba a terminar demostrando todo lo contrario como se observa en la foto y más, pues ese embanque tenía 200 mts. de longitud y se encontraron hasta troncos de árboles y un tanque sisterna de 10.000 litros. Surgía con fuerza no solo la necesidad de su urgente desobstrucción, sino también muy especialmente, de un indispensable mantenimiento.

Un análisis posterior nos llevó a la conclusión, de que el hecho de que en un gran sector del final de dicho conducto permanezca cubierto con agua que entra del río, mas una curva pronunciada que se encuentra a la altura del ferrocarril Mitre línea c., estos se tornan en factores que hacen que la correntada, que arrastra gran cantidad de basura, materiales varios, producto de la construcción, al llegar a ese punto pierda velocidad, determinando la decantación de los materiales pesados provocando esos embanques.

La cuestión, que una vez lograda dicha desobstrucción, cosa que requirió de una gran batalla que debimos dar los vecinos, que incluyó una gran tarea de organización y concientización, decenas de movilizaciones y cortes de calles, pasamos mas de 20 años sin volver a inundarnos, ni siquiera ver el agua en la calle.

Ahora bien, han pasado 25 años y el fenómeno se repite con las mismas características, 3 inundaciones en un mes, la última ya con consecuencias graves con apenas 112 mm. de agua caída. Basta imaginar lo que ocurriría si es que se repiten los 300 mm. de mayo del año 85, ¡va a ser un verdadero desastre!

Pero lo mas grave es que el Gobierno de la Ciudad, al igual que los responsables de por aquel entonces no dan la cara, no quieren ni hablar del tema y los que sufrimos las inundaciones vivimos como se suele decir, con el corazón en la boca, amén de las cosas que se pierden y un olor nauseabundo que queda en todo lo que ha tocado el agua que vale recordar no es bendita, sino en gran medida producto de las cloacas.

Finalmente le estamos diciendo donde está el problema, lo que estamos reclamando no es una gran obra, sino simplemente mantenimiento, no requiere de grandes gastos ni de mucho tiempo de ejecución, pudiendo devolvernos rápidamente al menos la tranquilidad que hemos perdido.

¿Que espera el Gobierno de la Ciudad para atender a esta necesidad imperiosa ?

¿Porque no responden?

LOS VECINOS ESTAMOS CANSADOS Y YA ESTAMOS UNIDOS EN ACCION CON LA ASAMBLA SAAVEDRA PARA ACCIONAR LEGAL, SOCIAL Y PACIFICAMENTE.

PlanObra S.A. mediante el Ministerio de Espacios Verdes intentan arrasar con cemento el Parque Saavedra.

La empresa Planobra SA mediante el Ministerio de Espacios Verdes del Gobierno de la Ciudad pretenden llevar a cabo una intervención para ocupar una superficie de 200 metros cuadrados de cemento sin previa consulta vecinal en el Parque Saavedra. Esta obra que denominan Parque Acuático es una más del modelo privatizador de los espacios y el bien común.

La empresa constructora involucrada es una de las beneficiadas de un controvertido decreto que permite otorgar adelantos de hasta el 30% sin revisar la situación financiera de las empresas ni el estado del resto de sus obras públicas en curso.

Desde la Subsecretaría de Ingeniería y Obras Públicas se le brinda trato preferencial a los certificados de obra que presenta para el cobro la constructora donde es accionista el empresario Caputo. Se trata del mismo que fue nombrado por Macri como asesor mediante el decreto 2144 en diciembre 2007, pero que se vio empujado a renunciar cuando se lo denunció por funciones incompatibles como funcionario y contratista del Estado. El 24 de enero de 2008 fue dado de baja por el decreto el 79/08.

Planobra forma parte de un conglomerado de empresas que Caputo constituyó como una Unión Transitoria denominada “Caputo -Planobra-Salvatori UTE”. El objeto es el contrato suscripto con la Corporación Antiguo Puerto Madero para la construcción de obras por 4,2 millones de pesos.

Nos preocupa y repudiamos este borramiento entre lo público y lo privado, y así como se exigió la renuncia de Caputo denunciamos la incompatibilidad de que la dirección de espacios verdes esté en manos de Florencia Scavino, Gerente Administrativa Financiera desde 1991 al 2007 de la mencionada Corporación Antiguo Puerto Madero.

Lo que supimos detener en el Parque Saavedra es sólo una parte del gran problema que nos amenaza, desde la Corporación Antiguo Puerto Madero es que se declaró la Isla Demarchi como un área despoblada y fuera de uso, algo lejos de la realidad. Allí funciona desde hace 114 años la base operativa de la Dirección de Vías Navegables. Entre personal embarcado y de apoyo logístico hay más de 350 trabajadores que se quedarían en la calle.

Planobra también obtuvo la licitación para modificar la Plaza Almagro, proyecto para el cual se habían indicado 90 días. Terminaron 8 meses después para enrejarla y cubrirla de cemento, material pésimo para regular el calor del espacio. Uno está acostumbrado a que lo único que corte la abundancia del pasto sean los senderos de ladrillo picado. Casi todo es de cemento y las terminaciones están mal. En la RESOLUCIÓN Nº 417 -SSMEP/2012 se puede ver que calculaban 120 días de obra en el Parque Saavedra. Si acaso cumplían con el plazo ¿Los juegos acuáticos iban a estar listos para el Otoño?

Averiguando un poco más sobre la empresa nos encontramos con que en sesiones del año 2005, Orden del Día Nº 14, (Comisión Parlamentaria Mixta Revisora de Cuentas de la Administración) se trataron las consecuencias de los “incumplimientos incurridos por la empresa Planobra S.A. en relación a la obra de recuperación y refuncionalización edilicia del Hospital General de Agudos “Dr. Carlos G. Durand”, determinándose girar las actuaciones a la Procuración General, … [para que] se inicien las acciones para la recuperación de las garantías de ejecución y por los daños y perjuicios ocasionados por Planobra S.A.” También que desde la CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION en la O.D. Nº 1.789 [pág. 3] se rescindieron de los contratos de obra por trabajos en el Hospital ‘Iriarte’ de la localidad de Quilmes, provincia de Buenos Aires, y el Hospital Roque Gonnet.

A su vez en el C. Expediente N° 61.129/2003, Licitación Pública Nº 95/2004 nos encontramos con que “la empresa Planobra S.A. (Oferta Nº 1) ha ocultado en su información los datos relacionados con la Licitación Pública Nº 201/1999 Obra: “Ejecución Integral de Solados e Instalaciones en el Cementerio de la Recoleta” y la Licitación Pública Nº 132/1999 Obra: “Impermeabilización Integral del Panteón VI y Reconstrucción Integral de los Sectores de Circulación y Espacios Verdes del Cementerio de la Chacarita”, las que fueron ejecutadas deficientemente en el ámbito de la Dirección General de Cementerios de esta Jurisdicción y cuyos contratos fueran rescindidos por el Gobierno de la Ciudad”.

Yendo más atrás en el tiempo nos topamos con una demanda desde la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires por daños y perjuicios ante improcedencia, se dio la obligación de impugnar.

Al invadir el parque quienes se identificaron como trabajadores de la empresa no supieron indicarnos qué es a fin de cuentas lo que construyen ni qué ocurriría con el arroyo que pasa por debajo del parque. El tema es que nosotros queremos más árboles y tierra, no más cemento.

Por último al entrar al sitio web del Grupo Tauro del que Planobra forma parte, sólo podemos ver una estimulante galería de fotos de distintos tipos de rejas: ¡no pasarán!

Fuentes

http://www.parqueleonardopereyra.com/planobra.html

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/133002-42889-2009-10-06.html

http://www.lanacion.com.ar/1330758-nicolas-caputo-el-asesor-que-mas-influye-en-las-decisiones-de-macri, http://edant.clarin.com/suplementos/economico/2000/12/17/n-01402.htm

http://buenosairespt.org.ar/content/isla-demarchi-ni-despoblada-ni-inactiva-en-la-mira-de-negocios-inmobiliarios

http://www.diputados.gov.ar/dependencias/dcomisiones/periodo-124/124-14.pdf

http://boletinoficial.buenosaires.gob.ar/areas/leg_tecnica/boletines/20040617/20040617lic.htm

http://www.revistarap.com.ar/Derecho/administrativo/contratos_administrativos/0964planobra_sa_c_municipalidad_de_la_ciudad_de_bu.html

http://acij.org.ar/wp-content/uploads/2011/10/florencia-scavino-cvoctubre-2011-sdp.pdf

Invaden el Parque Saavedra

Las personas de Saavedra nos autoconvocamos bajo la loma del Parque Saavedra en repudio a las obras que la empresa Planobra SA junto con el Gobierno de la Ciudad pretenden llevar a cabo sin previa consulta vecinal en el mismo parque. Esta obra es una más del modelo privatizador de los espacios y el bien común.

  1. Avanza la privatización de la Ciudad y LOS terrenos del Hospital Borda corren peligro. El acuerdo alcanzaría al Polo Audiovisual y a la “Dubai de la Costanera”
    http://www.anred.org/spip.php?article5537
    http://arq.clarin.com/urbano/Marcha-proyectos-urbanos-ciudad_0_819518249.html
  2. Excesivo enrejamiento del parque Centenario:
    http://argentina.indymedia.org/news/2012/11/825280.php
  3. Destrucción del canal y de la ribera de la Reserva Ecológica, en la Ex-Ciudad Deportiva de Boca Juniors – Pacto de IRSA y Macri, con consentimiento por parte del kirchnerismo.
    https://www.facebook.com/PorLaReserva
  4. Parque Roca, Lugano, cierre de Zooterapia y “rezonificación”
    http://republicadelugano.blogspot.com.ar/
  5. Megaproyecto inmobiliario que quieren hacer en las playas ferroviarias de Liniers, Caballito, Palermo, Almagro y Balvanera.
    https://www.facebook.com/events/459343234117348/
  6. Muchos más!

La empresa constructora involucrada, PLANOBRA S.A., forma parte de un controvertido decreto que permite otorgar adelantos de hasta el 30%, sin revisar la situación financiera de las empresas ni el estado del resto de sus obras públicas en curso. PLANOBRA además está relacionada con Nicolás Caputo, empujado a renunciar cuando se lo denunció por funciones incompatibles como funcionario y contratista del Estado. El 24 de enero de 2008 fue dado de baja por otro decreto (el 79/08). http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/133002-42889-2009-10-06.html http://www.lanacion.com.ar/1330758-nicolas-caputo-el-asesor-que-mas-influye-en-las-decisiones-de-macri

Caputo constituyó una Unión Transitoria de Empresas denominada “Caputo -Planobra-Salvatori UTE”. El objeto es el contrato suscripto con la Corporación Antiguo Puerto Madero para la construcción de obras por 4,2 millones de pesos. http://edant.clarin.com/suplementos/economico/2000/12/17/n-01402.htm

Para el proyecto que PLANOBRA realizó en Plaza almagro se habían indicado 90 días de obra cuando terminaron 8 meses después… ¿queremos un “parque acuático” que ocupa la mitad del espacio verde libre del Parque Saavedra recién para el invierno? Quienes se identificaron como trabajadores de la empresa no saben indicarnos qué es a fin de cuentas lo que construyen ni que ocurre con el arroyo que pasa por debajo del parque. El tema es que nosotros queremos más arboles y pasto, no más cemento.

En el mismo parque Saavedra hay una pileta abandonada por falta de fondos, mientras que el presupuesto para la obra es de $ 3.291.690,00.- el Pirovano necesita insumos, las escuelas necesitan reparaciones, los docentes de centros culturales no cobran hace meses, y la lista sigue y sigue ¿no alcanza con dejar a los trabajadores de la isla de marchi en la calle? En Coghlan quieren “poner en valor” la plaza, con obras innecesarias, y que violan todas las normas, el APH48, la ley de comunas, etc., cuando el valor ya lo tienen por ser el espacio verde que habitamos y queremos! ¡No todo puede ser medido con dinero, no todo tiene que ser redituable!

Hoy a la mañana se presentó el arquitecto encargado de manera prepotente y altanera pero de todas formas se logró nuevamente que se paralice la construcción.

El parque Saavedra cuenta con espacios verdes donde anidan y viven muchas especies, es importante proteger lo que también es el hábitat del carancho, chimango, taguató, gavilán mixto, cotorras, torcazas, tordos, carpintero real, benteveo, picabuey, chingolo y del halconcito colorado, ave predadora por la cual podríamos no haber malgastado $400.000 en capturar palomas! Sea en el ámbito natural como en el social, a mayor biodiversidad, mayor estabilidad.

¿Cómo puede ser que quienes habitamos el espacio, territorio, parque, barrio no podamos invertir la espectacularización que hacen de las intervenciones públicas? ¡No queremos una “fuente de colores con pileta” (sic) enrejada y arancelada! ¡Queremos poder atravesar el parque caminando, poder ver de un borde a otro, desbordarnos! ¡No necesitamos de gimnasios que separen nuestros músculos con la especificidad de la ciencia! ¡Queremos perdernos un poco en los espesos olores de la noche de los parques!